{lang: 'es-419'}

orégano Origanum vulgare L.El orégano (Origanum vulgare L.) es originario de la cuenca mediterránea, Oriente Medio y Arabia. Es una planta aromática, que forma parte de las plantas que cuentan con un lugar destacado en la cocina, esencial como condimento de carnes, pescados, pastas y pizzas.

Especie herbácea, perenne, que puede alcanzar hasta 1 metro de altura. Produce flores que varían desde color blanco a púrpura, las hojas de orégano muy perfumadas son verdes a verde grisáceo y pueden ser vellosas o lisas.

 

Propiedades medicinales del orégano

La esencia de orégano es un líquido de color amarillo a rojizo que encuentra utilidad en preparados odontológicos, contiene diversos compuestos químicos como el Timol, Carvacrol, Terpineno, Linalol y Cimeno. Las hojas y sumidades florales del orégano tienen un fuerte, pero agradable olor aromático y un sabor algo amargo.

Entre sus propiedades el orégano se destaca como tónico, digestivo y antiespasmódico, expectorante, carminativo y además posee importantes propiedades antisépticas. Por vía externa el orégano tiene propiedades antisépticas, cicatrizantes y antirreumáticas.

Presenta diversas aplicaciones medicinales la planta de orégano, entre las que destacan su acción  tónica y digestiva, estimulante, espasmolítico, antiséptica, sudorífica, emenagoga, entre otras. También se utiliza para preparar linimentos antirreumáticos, para la ciática y la artritis; y pomadas contra la dermatitis. Además, se utiliza como antiséptico y cicatrizante.

El orégano está indicado para las siguientes afecciones:

En trastornos de las vías respiratorias: el orégano se emplea como expectorante bronquial y para curar resfríos, especialmente los que ocasionan malestares en la garganta, el pecho y los bronquios. Posee excelentes propiedades medicinales antisépticas de las vías respiratorias para combatir los catarros crónicos de los bronquios, gripe y asma.

Sedante: del sistema nervioso y antiespasmódico.

En trastornos digestivos: alteraciones estomacales, malas digestiones, digestiones lentas, espasmos gastrointestinales, clorosis y flatulencias.

En uso externo: se utiliza como antiséptico y cicatrizante en heridas, úlceras y micosis cutáneas. Contra los dolores musculares y reumáticos agudos o crónicos.

Forma de empleo del orégano

Infusión: de tres cucharadas soperas de la planta de orégano seco por litro de agua. Dejar reposar 5 minutos. Tomar cuatro tazas al día de té de orégano. Antes o después de las comidas.

Extracto fluido: tomar 30 gotas de extracto de orégano en ½ vaso de agua 3 veces al día.

Loción para masaje: esencia de orégano 5 c.c. esencia de romero 5 c.c. alcohol de 60º 90 c.c. friccionar con este tónico las zonas doloridas.

Precauciones: La esencia de orégano en grandes cantidades puede resultar tóxica. No debe ser utilizada por periodos prolongados, por lo que se recomienda tomarla bajo supervisión médica.

 

 

Te gusta este post? Subscribete a mi RSS feed para informarte mas!