Orégano, propiedades medicinales y beneficios para la salud

orégano Origanum vulgare L.
El orégano (Origanum vulgare L.) es originario de la cuenca mediterránea, Oriente Medio y Arabia. Es una planta aromática, que forma parte de las plantas que cuentan con un lugar destacado en la cocina, esencial como condimento de carnes, pescados, pastas y pizzas.

Especie herbácea, perenne, que puede alcanzar hasta 1 metro de altura. Produce flores que varían desde color blanco a púrpura, las hojas de orégano muy perfumadas son verdes a verde grisáceo y pueden ser vellosas o lisas.

Propiedades medicinales del orégano

La esencia de orégano es un líquido de color amarillo a rojizo que encuentra utilidad en preparados odontológicos, contiene diversos compuestos químicos como el Timol, Carvacrol, Terpineno, Linalol y Cimeno. Las hojas y sumidades florales del orégano tienen un fuerte, pero agradable olor aromático y un sabor algo amargo.

Entre sus propiedades el orégano se destaca como tónico, digestivo y antiespasmódico, expectorante, carminativo y además posee importantes propiedades antisépticas. Por vía externa el orégano tiene propiedades antisépticas, cicatrizantes y antirreumáticas.

Presenta diversas aplicaciones medicinales la planta de orégano, entre las que destacan su acción tónica y digestiva, estimulante, espasmolítico, antiséptica, sudorífica, emenagoga, entre otras. También se utiliza para preparar linimentos antirreumáticos, para la ciática y la artritis; y pomadas contra la dermatitis. Además, se utiliza como antiséptico y cicatrizante.

El orégano está indicado para las siguientes afecciones:

En trastornos de las vías respiratorias: el orégano se emplea como expectorante bronquial y para curar resfríos, especialmente los que ocasionan malestares en la garganta, el pecho y los bronquios. Posee excelentes propiedades medicinales antisépticas de las vías respiratorias para combatir los catarros crónicos de los bronquios, gripe y asma.

Sedante: del sistema nervioso y antiespasmódico.

En trastornos digestivos: alteraciones estomacales, malas digestiones, digestiones lentas, espasmos gastrointestinales, clorosis y flatulencias.

En uso externo: se utiliza como antiséptico y cicatrizante en heridas, úlceras y micosis cutáneas. Contra los dolores musculares y reumáticos agudos o crónicos.

Forma de empleo del orégano

Infusión: de tres cucharadas soperas de la planta de orégano seco por litro de agua. Dejar reposar 5 minutos. Tomar cuatro tazas al día de té de orégano. Antes o después de las comidas.

Extracto fluido: tomar 30 gotas de extracto de orégano en ½ vaso de agua 3 veces al día.

Loción para masaje: esencia de orégano 5 c.c. esencia de romero 5 c.c. alcohol de 60º 90 c.c. friccionar con este tónico las zonas doloridas.

Precauciones: La esencia de orégano en grandes cantidades puede resultar tóxica. No debe ser utilizada por periodos prolongados, por lo que se recomienda tomarla bajo supervisión médica.

 

 

Un comentario

  1. hola muchas gracias por contestar que remedios naturales sirven para las horribles arañitas o vena varice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *