{lang: 'es-419'}

 

remedios naturales para la pérdida de memoria

La memoria constituye un sistema muy complejo de interconexiones neuronales que, con vertiginosa rapidez, es capaz de recuperar una información almacenada.
Sin embargo a veces esa habilidad se altera por diversos factores produciendose la pérdida de memoria.
Determinadas enfermedades especialmente las cerebrales o estados de estrés y ansiedad, son algunos de los factores que perjudican la memoria y la concentración de las personas, provocando pérdida de memoria.
Un exceso de trabajo intelectual, el consumo de alcohol y drogas; así como también la edad avanzada es uno de los factores que puede alterar el buen funcionamiento de la memoria, porque como otros órganos, el cerebro sufre las consecuencias del paso del tiempo.

Plantas medicinales para la Pérdida de Memoria y la Concentración

Arándano: Ayuda a reducir la pérdida de memoria producidas por problemas de mala circulación. Infusión de una cucharadita de frutos secos por taza de agua y beber dos veces al día.

Ginkgobiloba: La mala circulación en el cerebro es la causante no sólo de la pérdida de memoria sino de muchas enfermedades graves y paralizantes. Una de las más peligrosas son los derrames cerebrales que pueden producir la muerte o parálisis de alguna parte del cuerpo. El extracto de ginkgo mejora la circulación de los capilares del cerebro, aumenta su resistencia y ayuda a que no se rompan. Administrar de acuerdo al estado de salud, pero generalmente en infusión 2 veces por día. Personas hipertensas abstenerse ya que eleva la presión arterial.

Ginseng: Evita la pérdida de memoria por su contenido en componentes antiagregantes y sus propiedades vasodilatadores, mejora la circulación de la sangre al mantener los capilares más limpios y dilatados.
Su ingestión mejora la actividad intelectual ya que aumenta la memoria, la capacidad de comprensión y la facilidad de aprendizaje. Decocción al 10% de planta seca y beber una taza diaria.

Milenrama: Su riqueza en colina favorece la transmisión de los impulsos nerviosos y ayuda a mantener la memoria en buen estado. Macerar tres cucharadas de flores en un litro de vino blanco durante siete días. Tomar tres copitas al día, una hora después de cada comida principal.

Orégano y Tomillo: Por su contenido en naringenina, un flavonoides con propiedades antiagregantes, favorece la circulación y mejora el riego del cerebro. Preparar una infusión de una cucharadita por taza de agua. Tomar dos tazas al día.

Té Verde: Es un excelente remedio natural para la pérdida de memoria gracias a sus propiedades antioxidantes. Tomar en infusión tres veces por día.

Te gusta este post? Subscribete a mi RSS feed para informarte mas!