[ad#RconHierbas300x250 ]

Propiedades Curativas del BoldoLas propiedades medicinales y curativas que se atribuyen al boldo, son aquellas relacionadas principalmente con su efecto digestivo y protector hepático.
Es una de las plantas medicinales más utilizadas en fitoterapia por la cantidad de propiedades para la salud del organismo entre las que se destaca su acción sobre el sistema digestivo.

El boldo es un árbol originario del centro de Chile, el país de mayor producción, también se encuentra en las sierras centrales de Argentina, y la sierra sur de Perú. Mide entre tres y seis metros de altura y puede alcanzar los 15 metros. De muy lento crecimiento, generalmente se lo encuentra como un arbusto o árbol pequeño.

Sus hojas despiden un olor muy aromático, y es precisamente la parte que se emplea con fines medicinales, especialmente para el tratamiento de ciertas afecciones del hígado y el estómago. Una vez recolectadas, se secan, se limpian y  se tornan quebradizas, por lo cual se aconseja envasarlas con sumo cuidado.

Las hojas de boldo contienen alrededor de 20 alcaloides considerados como principios activos, entre estos se destaca la boldina que también se encuentra abundante en la corteza de este arbusto, ésta estimula la producción de jugos gástricos y de bilis, además aumenta la secreción de urea y ácido úrico, y tiene un efecto ligeramente hipnótico o anestésico.

De las hojas se extrae también un 2% de aceite esencial, dentro de los aceites esenciales, se ha encontrado eucaliptol, ascaridol y p-cimol, sustancias de propiedades antiinflamatorias y carminativas.
Contiene además, flavonoides y taninos. Todas estas sustancias le confieren la acción digestiva y protectora hepática.

Dado el contenido en sustancias con acción aperitiva, colerética y colagoga, las hojas de boldo se usan con notable eficacia para tratar dispepsias, trastornos gastrointestinales leves como flatulencia, aerofagia y disfunciones hepatobiliares menores, como insuficiencia hepática o sea hígado y vesícula perezosos, hepatitis, estreñimiento y migrañas provocadas por malas digestiones.

El consumo de boldo estimula la producción de bilis duplicando el flujo de la vesícula, favoreciendo la digestión y combatiendo los síntomas del mal funcionamiento del hígado o de la vesícula tales como flatulencia y espasmos intestinales. También presenta propiedades sedantes sobre el sistema nervioso, antioxidantes, antiinflamatorias y actúa como fungicida y diurético. Algunas investigaciones sugieren el uso del boldo para problemas de acné, aliviar molestias dentarias, dolores reumáticos, adelgazar, cistitis o estreñimiento.

PRECAUCIONES

Evitar el aceite esencial de boldo por vía oral, es irritante, y el ascaridol puede ser tóxico en altas concentraciones.
No sobrepasar las dosis, y consumir en períodos discontinuos.
No se aconseja su consumo durante el embarazo y la lactancia, por su contenido de alcaloides.
Se desaconseja el boldo en casos de obstrucción de las vías biliares
En altas dosis, su consumo puede resultar sedante y el ascaridol puede ser tóxico en elevas concentraciones, por lo que se recomienda su moderación.

El boldo tiene múltiples aplicaciones pero la más habitual es la infusión. La cual se obtiene luego de hervir una cucharada de hojas secas por taza de  agua, durante 5 minutos. Dejar reposar y colar. Puede consumirse la infusión de boldo hasta tres veces al día.

[ad#RconHierbas_468x60]

{lang: 'es-419'}

Te gusta este post? Subscribete a mi RSS feed para informarte mas!