[ad#RconHierbas300x250 ]

Diente de león Taraxacum oficinalisEl Diente de león se ha usado comúnmente como un efectivo diurético y depurativo de la sangre como también para desintoxicar el hígado y el colon. Pero además posee múltiples propiedades medicinales y terapéuticas desconocidas para la mayoría. Rico en vitaminas A, B, C, K y B2, ácido fólico, y en minerales como el hierro, magnesio, calcio y potasio. Es una de las plantas medicinales que puede utilizarse como una verdura incorporándola en la alimentación.

Hepatoprotector: el Diente de león es una planta medicinal estimulante de la función hepática y biliar por el contenido de varias sustancias que favorecen dicha función, siendo ideal para aquellos casos en los que se presente hepatitis o cirrosis. Gracias a sus propiedades depurativas y hepatoprotectoras, el Diente de león puede utilizarse para depurar la sangre de toxinas y proteger el hígado de una posible degeneración causada por intoxicación alimentaria o química.

Realizar una decocción de 100 gramos de raíces en un litro y medio de agua, y beber tres tazas al día.

Antioxidante: el diente de león es la verdura más rica en vitamina A en forma de betacaroteno. Esta vitamina constituye uno de los mejores antioxidantes, capaz de neutralizar los radicales libres que son causantes de numerosas enfermedades degenerativas. Su contenido de betacaroteno es superior al de las espinacas. Unos 30 gramos de diente de león fresco cubre las necesidades diarias de un adulto.

Asimismo esta hierba medicinal contiene una abundante cantidad de vitamina C, otro importante antioxidante.

Diurética: Estimula la producción de orina, es una de las plantas más diuréticas. Ideal para problemas de las vías urinarias y cálculos de riñón; para eliminar líquido retenido, edemas, obesidad, o como depurativo para eliminar toxinas acumuladas en la sangre.

Realizar una infusión con hojas secas de Diente de león. Tomas tres tazas por día. También se puede realizar la infusión con una mezcla de hojas y raíces.

Anemia: por el alto contenido de hierro que contienen sus hojas, esta planta medicinal puede utilizarse para incrementar el nivel de hierro en el organismo en caso de anemia o como prevención de esta enfermedad.

Infusión de una cucharada de planta seca por taza de agua. Beber tres tazas al día. Incluso puede prepararse un jugo o tintura con agua, en forma de complementos contra la anemia.

Aperitiva: además de sus propiedades diuréticas, el diente de león constituye una planta con propiedades aperitivas muy destacadas, cuanto se toma combinada con otras verduras o plantas silvestres, en ensaladas. Asimismo, resulta fundamental para casos de inapetencia o trastornos alimentarios, como anorexia.

Beber una taza de una infusión realizada con un puñado de la planta en un litro de agua.

Estreñimiento: Es útil como laxante natural, por tener un efecto suave como laxante, debido a que también equilibra la función del hepática.

Beber por día 5 g de extracto fluido de Diente de león.

Intestino irritable: El síndrome de intestino irritable es una afección muy común, caracterizada por dolor abdominal recurrente y episodios intermitentes de diarrea alternados con estreñimiento, causada por una alteración de los movimientos musculares del intestino grueso y desencadenada por ansiedad, estrés o intolerancia alimentaria. Afecta sobre todo a mujeres.

El diente de león, consumida en ensalada, puede ayudar a calmar esta dolencia.

Depurativo: Con esta hierba se puede hacer un tónico desintoxicante. La infusión de Diente de león alivia los edemas y la retención de líquidos. El diente de león es un poderoso diurético y además nutritivo. Útil en casos de reumatismo, hipertensión inapetencia, malestar de hígado y vesícula, estreñimiento y cuando se necesita una depuración orgánica. Las hojas de esta hierba se pueden cocinar y comer como si se tratara de espinacas. Como alimento, sus hojas son muy ricas en vitaminas Ay B y en hierro.

Utilice dos o tres cucharaditas de hojas secas par una taza de agua hirviente y prepare una infusión de diente de león. Beba la cantidad desead. Tome suficiente cantidad como para provocar una buena cantidad de orina.

Várices y hemorroides: Su riqueza en taninos, con propiedades calmantes y relajantes, sirve para tratar problemas circulatorios periféricos.

Realizar baños locales con la decocción de toda luna planta en un litro de agua.

Osteoporosis: Por su contenido en calcio y magnesio, el Diente de león es fundamental para ayudar al desarrollo de los huesos y prevenir la osteoporosis.

Beber diariamente  una taza de a infusión de esta planta.

Sobre peso: El diente de león, como la mayoría de las verduras de hoja verde, resulta un alimento con muy pocas caloría como consecuencia de su bajo contenido en grasas e hidratos de carbono y su elevada proporción de agua. Todo ello lo convierte en uno de los alimentos menos calóricos (16 calorías por cada 100 g de planta fresca).

Beber una taza diaria de la infusión, acompañada de una dieta diseñada por un nutricionista.

Piel: Realizar un emplasto con hojas frescas machacadas y aplicarlo sobre la piel. Ayuda a cicatrizar heridas y llagas y es muy adecuado para tratar moretones.

Verrugas: el diente de león puede usarse para remover verrugas. La verruga es un crecimiento celular pequeño y endurecido, que se halla en la piel. Suelen ser contagiosas poro no peligrosas y pueden multiplicarse cuando el sistema inmunológico está debilitado. Las raíces, el tallo y las hojas segregan una sustancia blancuzca que lentamente las disuelve al ser aplicada sobre ellas, una o varias veces al día.

Problemas de la visión: Por su contenido en helenina y vitamina A, estimula la captación de luz, siendo útil para el tratamiento de la ceguera nocturna y como preventivo del glaucoma y cataratas.

Realizar una infusión durante 15 minutos de un puñado de sumidades floridas por medio litro de agua,  beber  un par de tazas al día.

[ad#RconHierbas_468x60]

 

{lang: 'es-419'}

Te gusta este post? Subscribete a mi RSS feed para informarte mas!