{lang: 'es-419'}

Salvia OfficinalisSalvia Officinalis es su nombre científico. La salvia es un arbusto de hojas perennes, ovales, rugosas de color gris verdoso. Sus flores son violetas, violáceas o blancas, agrupadas en espigas terminales.

Usos medicinales

Los usos medicinales de la salvia se han empleado como colagogo, emenagogo, digestivo, astringente, antibiótico, carminativo, hipoglucemiante, tónico, estimulante. Se utiliza para curar inflamaciones gástricas e intestinales, inflamaciones de las vías respiratorias superiores, diarrea, tos; y también para controlar la excesiva transpiración. En forma de gargarismos, la salvia se emplea como antiséptico bucal, contra el dolor de garganta, llagas de la boca, para curar las encías sangrantes, las inflamaciones de la cavidad bucal, el dolor de muelas, contra afecciones micóticas de la piel y para potenciar la memoria. La infusión de las hojas de salvia se recomienda para calmar el dolor de cabeza y la tensión nerviosa.

Composición Química

La salvia se compone de esencia, saponina, tanino (contiene hasta un 15% de taninos a los que debe su acción astringente y antidiarreica), resina, ácidos, pectina y mucílagos que la hacen emoliente (suavizante de piel y mucosas inflamadas), sales, vitaminas, estrógenos, asparagina, flavonoides y antocianinas de acción antiinflamatoria. Tuyona (40 a 50%) principal componente del aceite esencial.

La salvia también es rica en alcanfor, sustancias aromáticas; y sustancias amargas. La presencia de alcanfor y salviolo, le otorga a la infusión propiedades anhidróticas, emenagogas y antidiabéticas.

Tiene un claro efecto estrogénico, lo que evidencia una serie de propiedades secundarias a esta acción, como por ejemplo la detención de la lactancia en madres amamantando, la protección específica que brinda en la mucosa vaginal y el control sobre la menstruación.

Acción sobre la piel

A nivel de piel presenta cualidades cicatrizantes, antisépticas y antiinflamatorias, por lo que su cualidad se extiende a gran cantidad de lesiones, eccemas y dermatosis, especialmente en heridas de lenta cicatrización e infectadas. Posee un notable efecto cicatrizante y regenerador de la epidermis. Esta misma función cumple sobre las mucosas, como la garganta y las encías. Tales funciones son el resultado de la sinergia entre el aceite esencial y el tanino.

Acción sobre otros órganos

Sobre una serie de órganos efectores estrogénicos, como los genitales externos, internos y las mamas, la salvia ejerce acciones reguladoras y controladoras. Es por ello que actúa modificando la menstruación, protegiendo la mucosa vaginal y deteniendo la producción de leche. Por otro lado, en el sistema digestivo también tiene efectos sedantes y como tónico estomacal.

Un curioso efecto es el de inhibir la producción del sudor. Su contenido rico en esencia de tuyona explica su acción antiséptica, antisudorífica y emenagoga. Los flavonoides y ácidos fenólicos tienen acción antiespasmódica y colerética, con otras sustancias posee la capacidad de una acción semejante a la foliculina (hormona estrogéncica femenina segregada por el ovario).

Utilización de sus componentes

Flores:

Infusión: 40 a 60 gramos de sumidades floridas, por litro de agua, se ingieren de 3 a 8 tazas diarias. Vaginitis, leucorrea y metrorragias (hemorragias vaginales fuera de menstruación), previo control médico.

Decocción: Para uso externo, lociones y compresas, con una decocción de 100 a 150 gramos por litro. Esta decocción también es usada para lavados e irrigaciones vaginales.

Hojas

Infusión: se emplea como tónico y estimulante hepático. También para mejorar la digestión y la circulación. Se utiliza para destetar el bebé y para la menopausia.

Compresas: Se aplica para cicatrizar más rápido las heridas.

Enjuagues o gárgaras: para la amigdalitis y la irritación de la garganta, encías y aftas (úlceras bucales).

Raíz

Decocción: para los dolores menstruales y para la angina de pecho y afecciones coronarias.

Te gusta este post? Subscribete a mi RSS feed para informarte mas!